Skip to navigation Skip to content

Coordinación de los medicamentos contra la esclerosis múltiple y las vacunas ARNm contra el COVID-19

Share

Basándonos en el consenso de expertos y en los datos disponibles, ofrecemos la siguiente orientación sobre la vacunación contra el COVID-19 para personas con tratamientos modificadoras de la esclerosis múltiple.
 
Las vacunas de Pfizer BioNTech y Moderna no representan peligro para las personas con esclerosis múltiple bajo tratamientos modificadores de la enfermedad1. Se tiene previsto que la mayoría de los tratamientos modificadores de la enfermedad no afectarán la respuesta a las vacunas de Pfizer BioNTech o Moderna, aunque es posible que algunos (ver detalles abajo) hagan que las vacunas sean menos eficaces y que coordinar el momento oportuno para ponerse la vacuna y estos tratamientos modificadores de la enfermedad puede producir la mejor respuesta a la vacuna2.  Dada la posibilidad de consecuencias graves para la salud de la enfermedad del COVID-19, ponerse la vacuna cuando esté a su disposición puede ser más importante que coordinar óptimamente la vacuna con su tratamiento modificador.

La decisión de cuándo ponerse la vacuna contra el COVID-19 debe incluir una evaluación de su riesgo de contraer COVID-19, lo que incluye su ocupación y el estado actual de su esclerosis múltiple. Hable con su especialista en esclerosis múltiple para decidir el mejor momento para usted. Si el riesgo de que le empeore la esclerosis múltiple es mayor a su riesgo de contraer COVID-19, no cambie su tratamiento modificador de la enfermedad y póngase la vacuna cuando esté a su disposición.

Si la esclerosis múltiple está estable, puede considerar los siguientes ajustes a la administración de su tratamiento modificador para aumentar la eficacia de la vacuna:

Avonex, Betaseron, Copaxone, Extavia, glatirámero acetato, Glatopa, Plegridy, Rebif, Aubagio, Bafiertam, dimetil fumarato, Tecfidera, Tysabri y Vumerity

Si está por iniciar uno de estos tratamientos modificadores de la enfermedad por primera vez, no es necesario postergarlo debido a la inyección de la vacuna. Si ya está siguiendo uno de estos tratamientos, no es necesario hacer cambios a su administración2.

Gilenya, Mayzent, Zeposia

Si está por iniciar un tratamiento con Gilenya, Mayzent o Zeposia, considere ponerse la vacuna Pfizer BioNTech o Moderna contra el COVID-19 de manera que le pongan la segunda inyección de la vacuna cuatro semanas o más antes de empezar a usar Gilenya, Mayzent o Zeposia. Si ya está usando Gilenya, Mayzent o Zeposia, siga haciéndolo según se recetó y póngase la vacuna apenas esté a su disposición.

Lemtrada y Mavenclad

Si está por iniciar un tratamiento con Lemtrada o Mavenclad, considere ponerse la vacuna Pfizer BioNTech o Moderna contra el COVID-19 de manera que le pongan la segunda inyección de la vacuna  cuatro semanas o más antes empezar a usar Lemtrada o Mavenclad. Si ya está usando Lemtrada o Mavenclad, considere ponerse las inyecciones de las vacunas por lo menos 12 semanas después de la última dosis de Lemtrada o Mavenclad. El momento óptimo para la vacuna es 24 semanas o más después de la última dosis del tratamiento modificador2. Cuando sea posible, no reanude el tratamiento con Lemtrada o Mavenclad hasta por lo menos seis semanas después de la segunda inyección de la vacuna. No siempre es posible seguir el cronograma sugerido, y ponerse la vacuna cuando esté a su disposición puede ser más importante que coordinar el momento óptimo de la vacuna y su tratamiento modificador.  Hable con su especialista en esclerosis múltiple para decidir el mejor momento para usted.

Ocrevus y Rituxan (y biosimilares)

Si está por iniciar un tratamiento con Ocrevus o Rituxan, considere ponerse la vacuna Pfizer BioNTech o Moderna contra el COVID-19 de manera que la segunda inyección de la vacuna sea cuatro semanas o más antes del inicio de Ocrevus o Rituxan. Si ya está usando Ocrevus o Rituxan, considere la administración de las inyecciones de la vacuna por lo menos 12 semanas después de la última dosis del tratamiento modificador3. Cuando sea posible, no reanude el tratamiento con Ocrevus o Rituxan hasta por lo menos cuatro semanas después de la segunda inyección de la vacuna. No siempre es posible seguir el cronograma sugerido, y ponerse la vacuna cuando esté a su disposición puede ser más importante que coordinar el momento óptimo de la vacuna y su tratamiento modificador. Hable con su especialista en esclerosis múltiple para decidir el mejor momento para usted.      

Kesimpta

Si está por empezar este tratamiento modificador de la enfermedad, considere ponerse la vacuna Pfizer BioNTech o Moderna contra el COVID-19 de manera que se inyecte la segunda vacuna  cuatro semanas o más antes del inicio del tratamiento. Si ya está usando Kesimpta, considere ponerse  las vacunas cuatro semanas después de su última inyección de Kesimpta. Cuando sea posible, no reanude las inyecciones de Kesimpta hasta cuatro semanas después de su segunda inyección de la vacuna. No siempre es posible seguir el cronograma sugerido, y ponerse la vacuna cuando esté a su disposición puede ser más importante que coordinar el momento óptimo de la vacuna y su tratamiento modificador. Hable con su especialista en esclerosis múltiple para decidir el mejor momento para usted.      

Altas dosis de esteroides

Considere ponerse las inyecciones de la vacuna  tres a cinco días después de la última dosis de los esteroides.

Lea todas nuestras recomendaciones sobre las vacunas ARNm contra el COVID-19.

Fuentes

  1. Farez M, Correale J, Armstrong M, et al. Practice guideline update summary: Vaccine-preventable infections and immunization in multiple sclerosis: Report of the Guideline Development, Dissemination, and Implementation Subcommittee of the American Academy of Neurology. Neurology 2019;93(13):584-594.
  2. Ciotti J, Valtcheva M, and Cross A. Effects of MS disease-modifying therapies on responses to vaccinations: A review. Multiple Sclerosis and Related Disorders 2020;45:102439.
  3. Bar-Or A, Calkwood J, Chognot C, et al. Effect of ocrelizumab on vaccine responses in patients with multiple sclerosis: The VELOCE study. Neurology 2020;95(14):e1999-e2008.

Se consultó a las siguientes personas para formular esta recomendación:

Neurólogos y expertos en esclerosis múltiple
  • Nancy Sicotte, MD, FAAN—presidenta del Comité Médico Asesor Nacional de la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, Cedars-Sinai Medical Center, Estados Unidos
  • Brenda Banwell, MD—presidenta de la Junta Asesora Médica y Científica Internacional de la Federación Internacional de Esclerosis Múltiple (IMSB) – Universidad de Pensilvania, Estados Unidos
  • Amit Bar-Or, MD, FRCPC— presidente de la Sociedad Internacional de Neuroinmunología - Universidad de Pensilvania, Estados Unidos
  • Jorge Correale, MD—Instituto de Investigaciones Neurológicas Raúl Carrea, FLENI, Buenos Aires, Argentina
  • Anne Cross, MD, FAAN—Universidad Washington y secretaria de la Junta de Regentes del Consorcio de Centros de Esclerosis Múltiple, Estados Unidos
  • Jaime Imitola, MD, FAAN—Universidad de Connecticut, UConn Health, Estados Unidos
  • Dorlan Kimbrough, MD—Universidad Duke, Estados Unidos
  • Avindra Nath, MD—Instituto Nacional de Salud/Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Apoplejía, Estados Unidos
  • Scott Newsome, DO, MSCS, FAAN, FANA—Universidad Johns Hopkins y presidente de la Junta de Regentes del Consorcio de Centros de Esclerosis Múltiple, Estados Unidos
  • Penny Smyth, MD, FRCPC—Universidad de Alberta, Canadá
  • Rachael Stacom, MS, ANP-BC, MSCN—Independence Care System, Estados Unidos
Empleados de entidades asociadas de esclerosis múltiple
  • Julie Fiol, RN, MSCN—Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, Estados Unidos
  • Pamela Kanellis, PhD— Sociedad de Esclerosis Múltiple de Canadá
  • Julie Kelndorfer—Sociedad de Esclerosis Múltiple de Canadá
  • Jennifer McDonell—Sociedad de Esclerosis Múltiple de Canadá
  • Hope Nearhood, MPH, PMP— Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, Estados Unidos
  • Leslie Ritter— Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, Estados Unidos
Esta guía está respaldada por el Consorcio de Centros de EM y otras organizaciones:

Share


© 2020 The National Multiple Sclerosis Society is a tax exempt 501(c)3 nonprofit organization. Its Identification Number (EIN) is 13-5661935.